Emojionante

Emitido 22 abril 2014


Nuestro autobús va a tener que habilitar portamaletas. O empezar a obligar a facturar objetos voluminosos. Ándor ha llegado con el último objeto hipster al autobús, en ese camino que hemos emprendido hacia la modernidad: un banjo.

Lejos quedó el ukelele entre el gafapastismo folkero. Ahora la moda que está a punto de irrumpir es la del banjo. Nuestra más cercana referencia es Johnny Tecno-Ska. Canción que, por cierto, no parece que lleve banjo.

Ponemos rumbo a la Calle Constitución de Alcobendas. Allí viven los padres de Vir. En nuestra sección ‘Las Madres de la Constitución’ hoy tratamos el tema: la habitación del hijo en casa de los padres, cuando éste ya se ha emancipado. En realidad, vamos más allá: La habitación del hijo en casa de los padres, cuando éste ya se ha emancipado y tiene descendencia. O sea, la visita a casa de ‘los abuelos’. Vir, en directo, desde su exhabitación, nos relata cómo hay ciertas cosas que no han cambiado, pero hay pequeñas invasiones. Pequeñas y justificadas profanaciones.

En nuestra parada de Malasaña, además, descubrimos el mercado continuo de los emojis. A la par que repasamos sus orógienes, descubrimos la popularidad en tiempo real de tales iconos del Whatsapp a través de una aplicación que monitoriza su uso mundial al momento. Temblad, flamencas. Sin duda la popularidad de ese andaluz icono se debe al sobreuso que Esperanza Aguirre debe de hacer de él en cada mensaje, acompañado por un castizo: «¡Quiá!»

Y hablando de políticos. Vuelve Rubén a subirse al bus. Pero hacía tanto tiempo que no lo hacía que ya no lo reconocíamos. Dudábamos de quién era. Y dado el clima de desconfianza hacia la clase política, hemos tenido que hacerle un test y pedir referencias. Nos las da el mismísimo Ángel Requena, exalcalde de Sanse con el que recordamos uno de los capítulos más rocambolescos de la historia reciente del pueblo: Su ascenso inesperado a la alcaldía en una investidura con los votos sorpresa del PP, un hecho del que se cumplen hoy exactamente 20 años.

Avisamos a nuestra audiencia de que el presente podcast está cortado. Unos 15 minutos finales se perdieron para siempre por razones ajenas a nuestra voluntad y, probablemente, a la de otros. No obstante, nos justificaremos, como hacen los grandes programas de radio, diciendo que hoy nuestra emisión será más corta, debido al fútbol. ¡Quiá! [flamenca, flamenca]