Pegaso 6038 (II)

En 1980 empezó a dar servicio en Madrid, siendo el buque insignia de la EMT. Y lo fue literalmente porque se bautizó como «el petrolero». En Alcobendas, por ejemplo, estuvo dando servicio hasta 1985 en las tres líneas de la extinta EMTU. Una de sus características fu su sonido. El inconfundible ruido de su motor tiñó sonoramente las ciudades de media España durante casi 20 años. En la capital, coexistió durante varios años con el 6035 (con casi igual carrocería, pero sin respiradero del radiador delantero).

Servicio Especial (Asoc. Amigos EMT)

En 2000 desaparecieron definitivamente de las calles, para ser desguazados en San Martín de la Vega, repartidos como ayuda humanitaria por Marruecos o Cuba o conservados por asociaciones y empresas municipales de trasnporte. Solo uno se mantuvo hasta 2005 como vehículo de prácticas.