Yo, como bióloga que soy…

Emitido 8 diciembre 2009

Siempre hay alguien que se suelta un «Yo, como bióloga que soy…» Sustitúyase «bióloga» por cualquier titulación expedida a nombre cuyas habilidades no quedan reflejadas habitualmente más allá de ese título expedido.  Frase con vocación de zanjar el asunto sobre el que se debate, como quien tira de Google, que también es otra posibilidad para finiquitar temas.

La gripe A es uno de esas cuitas que atraen a este tipo de personas (que, en el fondo, somos todos).  Por eso este es un gran año para los «biólogos, que lo son» o cualquera otra titulación del estilo que quiere hacer gala de ella. La frase se complementa muy bien com un «llevo 20 años en esto y te digo…».

Hoy, Parada Solicitada se queda en las cocheras porque es fiesta. Y, nosotros, que llevamos once años en esto, no habíamos visto una portada de revista local así. Como autobuseros que somos, queremos decir a nuestra comunidad de viajeros: lean la publicación ‘Algente’ de este mes. No se la pierdan.

En su portada no está la alcaldesa de Algete. Ni el Belén de Sanse. Ni el árbol de navidad más grande del mundo de Alcobendas. Está Ana Obregón. Como bióloga. Vamos a diseccionar dos de sos páginas.

Ana Al GenteLa portada de la revista, por lo pronto, se nos antoja prometedora: Ana Obregón comparte couché con Vinuesa y Juárez. Ni en sus mejores sueños (o, bueno, ni en sus sueños) podrían imaginarse los alcaldes compartiendo una portada en color con la mismísima. El titular principal es: «Ana se sincera por Navidad». Algo gordo va a contar.

Nuestra bióloga de cabecera tiene claro que no se vacuna contra la gripe A. ¿Es población de riesgo? Y, de serlo, ¿para quién? Leemos:

Como bióloga que soy«Como bióloga os aseguro que es una barbaridad vacunarse contra la gripe A». Ojo al «os aseguro», que suena a revelación divina. Ana nos lo dice, por cierto, apoyaíca sobre una cama de radiología curiosamente de madera, mientras luce una bata de laboratorio preciosamente bordada con diamantines. Lo que viene a ser una escena propia de un centro de investigación.

Ahora bien. ¿Cómo le saca la Revista Algente tan explosivas declaraciones? Con habilidad. Fíjense en la entrevista. Le hacen una serie de preguntas de control para despistar… y de repente, ¡zaca!… «¿Qué perfume usas? (…) ¿Cómo describirías a la juventud actual? (…) ¿Té o café? (…)»

Pregunta a Ana

¿Es Ana población de riesgo? Bueno, ahora sabemos que es población arriesgada. Desde aquí nos sumamos a ella porque también nosotros lo somos. Y, «como vecinos que somos de ella», le enviamos un cariñoso saludo porque, de no haber sido por las docenas de campanadas que ha dado, nunca nos hubiéramos animado nosotros a hacerlo también, en nuestros tiempos mozos.: ver vídeo.